Descubre las plazas más desconocidas de la ciudad

Barcelona es una ciudad viva, con una gran cantidad de actividad por sus calles y plazas. Aprovecha ahora que los días ya son más largos y visita las plazas menos conocidas. ¡Hola Barcelona te lleva!

14/06/2022
Gente paseando por la céntrica y conocida plaza Catalunya

Las plazas siempre han sido y siguen siendo, un lugar de encuentro entre amigos, familiares y parejas. Barcelona tiene la suerte de tener un gran número de plazas, aunque algunas destacan más que otras, ya sea por sus características arquitectónicas, la historia que las rodea o bien, por su popularidad.

Entre residentes y turistas, las más conocidas son:

  • Plaza de Catalunya: con cinco hectáreas es una de las plazas más grandes del país. Localizada en el centro de la ciudad, hace de eje vertebrador con las principales calles de la ciudad, cómo las Ramblas, Rambla Catalunya, Paseo de Gracia...
  • Plaza Real: esta plaza fue construida después de la inauguración del Gran Teatro del Liceo en el año 1847, con el objetivo de ser un espacio de encuentro para las familias burguesas y acomodadas de la zona. La plaza porticada esconde auténticos tesoros, como las dos farolas de seis brazos, una de las primeras obras de Antoni Gaudí.
  • Plaza de la Vila de Gràcia: caracterizada por la gran actividad que le rodea, la plaza ha ido evolucionando, al mismo tiempo que que ha vivido diferentes momentos históricos importantes, como la Revuelta de las Quintas en 1870, cuando los vecinos se negaron a inscribir a los jóvenes del barrio en el ejército.
  • Plaza de Sant Felip Neri: en el barrio gótico encontramos esta histórica plaza que fue bombardeada en 1938 y, hoy en día, aún son visibles los destrozos que sufrió. La plaza recibe el nombre de la iglesia barroca y, además, los edificios que la rodean antiguamente formaron parte del gremio de calderos y zapateros.
Vista aérea de la plaza Catalunya / Laas Hassan vía Unsplash
Plaza Real de noche / Pere Jurado vía Unsplash
En la fachada de la iglesia son visibles los destrozos provocados por el bombardeo de 1938 / CC BY 3.0 <https://creativecommons.org/licenses/by/3.0>, vía Wikimedia Commons

Plazas no tan conocidas que vale la pena descubrir

De la misma manera que Barcelona tiene una gran cantidad de plazas conocidas, también las tiene de no tan populares, lo que no quiere decir que no sean igual, o aún más, entrañables.

Desde Ciutat Vella hasta Horta-Guinardó, pasando por Les Corts, Poblenou y Sant Andreu, encontramos espacios de reunión que, barceloneses y visitantes, no pueden perderse:

  • Plaza de Ibiza: localizada en el centro del antiguo pueblo de Horta y que se anexionó a la ciudad a finales del siglo XIX, la plaza todavía conserva ese ambiente tan característico de los pequeños municipios: la sombra de los árboles que la rodean, el bar de toda la vida...
  • Plaza de la Concordia: en medio del barrio de Les Corts se encuentra esta plaza tan singular: rodeada por bares y espacios históricos, es el lugar perfecto para quedar con los amigos y tomar algo, así como para hacer el típico vermut de los domingos .
  • Plaza de Delgado: conocida por muchos como la plaza de los pescadores, está situada en la parte antigua del barrio de Poblenou, desde donde todavía se observan las casas de los antiguos pescadores.
  • Plaza de Sant Miquel: después de años de obras, en 2020 se inauguró esta lúdica plaza situada entre la Plaza de Sant Jaume y la Plaza Real. Con más de 4.000 metros cuadrados, los vecinos lograron doblar la superficie de juegos para niños y jóvenes.
  • Plaza de Masadas: construida a finales del siglo XIX y situada en el corazón de la Sagrera, hasta los años noventa del siglo XX la plaza alojó un mercado cubierto, que fue derribado a causa de su deterioro. En la actualidad, es un espacio abierto rodeado de porches y es una de las pocas plazas con esta estructura que queda en la ciudad.
Perspectiva de la plaza de Ibiza / Enric, CC BY-SA 4.0 vía Wikimedia Commons
La Plaza de Masadas es una de las pocas plazas que conserva la estructura de vueltas / Zarateman vía Wikimedia Commons

Barcelona es una ciudad con una gran variedad de plazas para visitar. ¡No te pierdas estos tesoros que están repartidos por la ciudad y visítalos!

Cómo llegar: todas las plazas son accesibles a través de las diferentes líneas de bus, metro, Barcelona Bus Turístic (línea azul y roja), FGC y Cercanías. ¡Muévete con tu Hola Barcelona Travel Card!